¿Qué fue de la cláusula mantera inventada por Camila?

manteros_minguito

Manteros perseguidos por la Policía en la Gran Vía de Madrid. Foto: Álvaro Minguito.

Hace dos años, el disco de Camila presentó una importante novedad: una licencia que autoriza su venta en la manta. ¿Qué repercusión ha tenido?, ¿cuántos grupos o cantantes la han aplicado? En mayo de 2016 quisimos buscar respuestas a estas preguntas y conocer el alcance de la medida adoptada por Camila.

El más importante de todos los discos que se grabaron y publicaron en España en 2014 lo fue por algo que no se escucha en sus canciones ni se puede cantar o bailar.

Lo relevante de ese disco, lo que le otorgó esa condición, reside en la manera en la que quería relacionarse con el mundo al que acababa de llegar. Camila, su autora, inventó una fórmula para que copias de su trabajo pudiesen ser vendidas en la calle, sin que ello ocasionase repercusión legal alguna para los manteros.

La cláusula mantera, así la llamó, lo autoriza explícitamente con una sencilla frase: “Se permite el uso comercial y venta de la obra a todas las personas que venden en su manta”.

Dos años después, Camila considera que la propuesta “no ha tenido mucha repercusión, no ha habido muchos grupos que se hayan acogido”. Asegura que sí ha recibido preguntas acerca del significado y lo que implica la cláusula y que ha notado cierta atención en momentos puntuales – “cuando salió el Sindicato de Manteros en Ca­talunya hubo más interés y algunos grupos me escribieron”– pero reconoce que le hubiese gustado una mayor aceptación. En este tiempo, ningún gran artista se ha interesado por la cláusula mantera.

Con esta licencia, Camila también pretendía generar una chispa que prendiera y que fomentase la discusión entre músicos y grupos sobre la situación de las personas que venden en la manta. Este objetivo tampoco se ha cumplido.

Buscando causas, Camila entiende que “es quizá un gesto demasiado simbólico, y esto no parece muy práctico. Los grupos que editan en digital no le ven utilidad. También creo que hay cierta pasividad con el tema, que no se interpreta como algo importante. Y que ha calado el discurso de que la manta es delito, un acto criminal”.

La cláusula mantera opera bajo una licencia Creative Commons por la que la explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales, pero añade la excepción de la venta en la manta, en cuyo caso sí está expresamente permitida. Camila quería tener el control sobre el uso comercial de sus canciones pero no perjudicar a los vendedores callejeros ambulantes.

Camila

Camila ha creado la cláusula mantera. Foto: LoboLópezz.

Su inclusión en discos publicados sin licencias libres o por discográficas con la mediación de alguna entidad gestora de derechos parece más complicada, aunque Camila no lo ve tan extraño: “Sería raro pero creo que está claro que el daño a la industria no es por la manta. Los propios manteros te dicen que con la venta de CD ya no ganan nada porque no venden. La crisis industrial de la cultura no viene por ahí. Así que por qué no va a aplicar la cláusula un pequeño sello, que lo que hace ya es pura militancia y subsistencia. Sería un gesto muy bonito porque supondría reconocer una realidad absurda: que una persona pueda acabar en la cárcel por vender en la calle copias de CD. No sería tanta locura sino bastante razonable”.

Coincide en esa opinión David García Aristegui, autor del ensayo ¿Por qué Marx no habló de copyright? (Enclave, 2014), que ayudó a Camila en la formulación de la cláusula mantera: “Sería algo perfectamente asumible, el problema es que las discográficas probablemente ni sepan de su existencia”.

Aristegui también esperaba que más gente la utilizara y califica su uso como “casi anecdótico”. Lo achaca “al bluff total” que, en su opinión, ha resultado ser la llamada ‘cultura libre’: “Quienes más suelen hablar de licencias no son las personas que hacen canciones, libros o películas, sino personas vinculadas a la ‘cultura libre’, un extraño magma entre tecnófilo y neoliberal. A este sector a favor de la ‘cultura libre’, que considera que tiene derecho a acceder a cualquier contenido únicamente pagando el ADSL o una tarifa de datos, le dan exactamente igual los manteros”.

Tomar partido

El grupo segoviano de rock Excómunion es uno de los pocos conjuntos musicales que han aplicado la cláusula mantera. Lo han hecho en su último disco, Por lo que pueda pasar, y con todas las consecuencias: “Tomamos esta decisión porque consideramos que los creadores deben tomar un posicionamiento al respecto. Mientras esté en nuestra mano, no queremos que ningún mantero ingrese en prisión por el mero hecho de que nuestro disco aparezca grabado en su manta”, comenta a Diagonal Juan Carlos García Funes, bajista de la formación.

Los discos de Excómunion están registrados con licencias CC y la cláusula mantera les ha permitido salvar el escollo de la no utilización con fines comerciales, que impedía la venta en la manta. “Para nosotros supone la proyección pública de un problema grave, un drama que queda muchas veces soterrado. Conocemos, como meros consumidores, parte de la realidad de los manteros, cuando nos encontramos con ellos a pie de calle, incluso la gente puede sentir cierta empatía hacia ellos como personas que buscan un difícil medio para ganarse la vida. Como mucho, podemos ver las carreras delante de la policía, con los sacos de discos a hombros. Ahora bien, el proceso que tiene lugar desde la detención a la condena del mantero es fatídicamente invisible”, explica Funes.

Se podría argumentar que la postura de Excómunion viene determinada por el hecho de no ser los discos su principal fuente de ingresos o que difícilmente acabará uno de los suyos en la manta. Funes rechaza esta hipótesis: “Aunque vendiéramos millones de copias y viviéramos de la música, el hecho de estar en contra de que alguien se lucre de nuestro trabajo –no pensemos sólo en las mafias– no nos va a hacer defender que alguien acabe en prisión por sobrevivir vendiendo nuestro disco en una manta”.

Contrasta su posicionamiento con el que han mostrado reiteradamente en público cantantes como David Bustamante, Miguel Bosé o Alejandro Sanz, culpabilizando a los manteros. Para el bajista de Excómunion, “las posturas típicas contra la manta destilan un clasismo rampante, además de sumarse al carro de lo fácil: criminalizar al eslabón más débil de una cadena. Es muy probable que sean las propias discográficas o la SGAE quienes les han invitado durante mucho tiempo a criminalizar la manta con tanta visceralidad. No creemos que les afecte tanto como para haber atacado tan enconadamente a los manteros”.

Funes recuerda “uno de los espectáculos más repugnantes” que ha podido ver al respecto: “Bustamante y Mercedes Milá diciendo que el dinero del ‘Top Manta’ financia mafias de trata de mujeres, terrorismo y drogas, y plantándose frente a un mantero con la cámara diciéndole ‘me has robado el trabajo’, para luego decir que ‘al final ellos no tienen ninguna culpa, el dueño es el que está arriba enriqueciéndose y ganando millones y millones de pesetas para malutilizarlos’. Nos gustaría saber si sería capaz de plantarse ante los dueños de las multinacionales que le han contratado y les dice la misma frase, reclamando su plusvalía, y preocupándose de en qué se han gastado lo que él ha producido”.

Excómunion no son socios de SGAE, a la que consideran un lobby, pero entienden que quienes sí lo son “no pueden mirar para otro lado” cuando la entidad persigue y criminaliza la venta en la manta. “Que el interés económico de entidades particulares, principalmente la SGAE, presione para que el Código Penal aplique las penas privativas de libertad a quienes solamente intentan sobrevivir, nos parece una auténtica salvajada”, concluye Funes.

_________________________________________________________________

Artículo publicado originalmente en el número 270 de Diagonal (primera quincena de mayo de 2016) y en la web el 22 de mayo de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s