¿Fueron el punk y los Sex Pistols culpables de la victoria de Thatcher?

Cartel de Jamie Reid anunciando a Sex Pistols en 1977.

Cartel de Jamie Reid anunciando a Sex Pistols en 1977.

¿Qué parte de responsabilidad tuvo el estallido del punk en la llegada de Margaret Thatcher al número 10 de Downing Street en 1979?

Es una idea interesante, relacionada con los efectos no deseados y las contraindicaciones de un movimiento cultural de ruptura como fue el punk en el Reino Unido a finales de los años 70.

Desde sus manifestaciones más explícitas, como el escándalo televisivo de los Sex Pistols, a las de mayor calado, como son cientos de jóvenes organizándose para producir y consumir música a su manera y con sus reglas, el punk cuestionó el orden existente.

La estética juvenil, las instituciones, la prensa o la industria musical se vieron salpicadas por el escupitajo insolente que suponía una contestación cultural surgida desde abajo y fruto de múltiples causas.

¿Hubo una reacción conservadora ante el punk que finalmente llevaría al triunfo electoral de Thatcher en 1979? ¿qué peso tienen las rupturas artísticas en el sentido común dominante?

Si la apuesta de Thatcher tuvo mucho de batalla cultural, ¿no es lógico pensar que llegara a Primera Ministra por oposición al clima creado por el punk?

Tras la muerte de Thatcher, Niall Ferguson, un historiador muy conservador y punk en la adolescencia según recuerda, establecía vínculos entre la Dama de Hierro y las letras de los Pistols o los Jam.

El mismo John Lydon, azote de lo establecido cuando berreaba ‘Anarchy in the UK’, se mostró molesto por las alegrías que generó el fallecimiento de la Thatcher.

Nunca había pensado sobre esta idea hasta que entrevisté a Colin Newman, miembro de Wire y Githead. Fue una tarde de mayo de 2007 en el local de La Dinamo y gracias a Giradiscos. Aquí, un extracto de sus palabras.

Colin Newman, Malka Spigel y Robin Rimbaud= Githead.

Colin Newman, Malka Spigel y Robin Rimbaud= Githead.

Colin Newman es una de las figuras más relevantes del rock menos acomodado del último cuarto de siglo. Su participación en Wire, grupo surgido en el magma del punk pero con una genética propia muy personal, su interés por la investigación artística y su presente al frente del grupo Githead le acreditan como interlocutor cualificado para someter a análisis diversas cuestiones sobre la creación musical, la influencia de internet y, cómo no, el punk. Aunque esto último le aburra.

¿Por qué Githead?, ¿algún motivo en particular para empezar este grupo?
– Simplemente sucedió. Empezamos a tocar en 2004, era el décimo aniversario de nuestro sello, Swim, y queríamos hacer una actuación en directo. Malka (Spigel, del grupo Minimal Compact, especialista en video arte y esposa de Newman) quería formar un grupo pero necesitábamos a alguien que tocara la batería. Entonces hablamos con Robin (Rimbaud, conocido como Scanner en el campo de la música experimental), quien quería tocar la guitarra, así que le invitamos a tocar con nosotros.

Hicimos algunas cosas en el estudio con un ordenador y vimos que funcionaban. No fue algo planificado; estamos acostumbrados a trabajar juntos y nos entendemos muy bien.

¿Cómo describirías la música de Githead?
– Este disco es lo que dice su título: ‘Art Pop’. Es una especie de broma: funciona como anuncio para el consumidor, es divertido y sincero a la vez, pero describe el contenido del interior e indica cómo ha de ser clasificado. Nos interesa que se vea como un disco de pop raro, comparado con los discos que más venden es muy raro. No nos interesa hacer pop rock.

¿Existe la percepción de que Githead es el grupo de Colin Newman de Wire?
– Cuando sacamos el primer disco, hubo reseñas que decían que no se parecía en nada a ‘Pink Flag’. ¡Es que habían
pasado treinta años desde que Wire grabara ese disco y era otro grupo totalmente distinto! Pero ahora la gente
ya no compara tanto a Githead con Wire sino que más bien se asocia mi nombre a los dos grupos. Y los periodistas ya
no se toman tanto a Githead como un hobby sino que están empezando a darse cuenta de que es un proyecto serio con su propia vida.

¿Cómo dirías que la herencia del punk afecta a tus puntos de vista?
– Estoy tan aburrido del punk. Ya lo estaba en 1978 y aún lo estoy. Era estimulante sentir en 1976 que algo estaba pasando pero… Quizá queda el poso de una generación marcada por esto. Hay una discusión sobre si los Sex Pistols fueron los responsables de Thatcher. La idea es muy simple: si el rollo del punk fue “vamos a destruir todo” y romper los consensos existentes en el Reino Unido, esto pudo aglutinar a los conservadores que querían demostrar que no había cabida para esto en nuestra sociedad. Es una idea interesante, como poco. Nunca estuve muy de acuerdo con el aspecto nihilista del punk, era una generación insultándose a sí misma y renegando de lo que habían sido los años 60, cuando en esa década habían pasado algunas de las mejores cosas de la cultura juvenil.

¿Dónde se sitúa el pop frente a formas artísticas más aceptadas por la crítica?
– La música popular es tremendamente auto referencial, en cada generación hay muy pocas cosas completamente genuinas y muy pocas completamente nuevas. Y la mayor parte de esas innovaciones se debe a los avances tecnológicos, al uso de sintetizadores, máquinas, samples, playback… Además, los términos para definir géneros,
especialmente en música, cambian su significado cíclicamente.

Hace unos cinco años no podías encontrar ninguna connotación positiva al término ‘pop’, pero entonces llegó esta explosión de revival del rock que vino a suceder a un tiempo dominado por la música de baile. Desde finales de los años 90 sólo se usaba para denominar a la música que copaba los charts y que no es muy interesante, pero en los últimos dos años he percibido diferentes intentos por dotar a ese término de otros significados, de redefinirlo más allá de artistas de r’n’b haciendo el mismo disco una y otra vez, quizá una especie de regreso al pop independiente. Ahora parece que está bien hacer canciones con estribillo, estrofa y estribillo, que sean pegadizas, pero hace cinco años no era así y dentro de cinco años tampoco lo será.

¿Cómo es tu perspectiva a la hora de crear música después de treinta años haciéndolo?
– La forma en la que me acerco a crear música cambia continuamente. Hace treinta años, sentado en mi habitación, rasgaba las cuerdas de una guitarra acústica tratando de reinventar la música rock y ahora tengo un estudio en el que manejo elementos de aquí y allí, y puedo trabajar en el ordenador con sonidos muy distintos. Es muy diferente y no creo que vuelva a usar la acústica para componer, ya no me motiva. Seguramente me he convertido en algo parecido a un productor, por la forma de trabajar en el estudio mezclando y organizando todos los elementos.

Entrevista publicada originalmente en Diagonal el 24 de mayo de 2007. Tiene licencia CC – BY – NC -SA por lo que podéis copiar, transformar y distribuir, siempre que se acredite, sea sin fines comerciales y se mantenga esta misma licencia.

Anuncios

Un comentario en “¿Fueron el punk y los Sex Pistols culpables de la victoria de Thatcher?

  1. El vestuario sólo era una caja de hojalata con un lado abierto que daba al campo. El único
    mobiliario era un basto banco de madera lleno de marcas y de incisiones hechas con navajas y
    su único ocupante era una figura postrada, con la cabeza cubierta por una manta y un par de
    botas de color castaño.A lo largo de unos locos segundos, Smiley se preguntó si la figura
    postrada también tenía destrozado el rostro. Algunas vigas sustentaban el techo y serías afirmaciones morales animaban la pintura verde desconchada. «El punk es destructivo. La sociedad no lo necesita.»

    Esa afirmación le provocó una indecisión fugaz. Sintió deseos de responder: «Ah, la sociedad sí lo necesita; la sociedad es una asociación de minorías.»

    (John Le Carré, 1979)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s